La forja decorativa vuelve a estar de moda. La vemos presente en multitud de muebles, barandillas, ventanas, puertas... Y es que con la forja podemos dar a nuestro hogar ese aire retro tan buscado en los últimos tiempos, o tener la seguridad de que no va a entrar ningún sujeto no deseado por una ventana y sin sacrificar la vistosidad de nuestra vivienda.

Aplicaciones